Bruce Willis tartamudo ¿Qué te parece?

mspsicologos Adolescentes, Sonrisas en la Red Comentarios desactivados , , , , ,
Bruce Willis tartamudo (Foto de la graduación del colegio)

Fuente: Bashny.net

 

¿Te imaginas a Bruce Willis tartamudo? La tartamudez es un trastorno del habla (no del lenguaje) que puede tener un impacto emocional grave en las personas que la padecen. Se estima que el 1% de la población mundial tartamudea, pero algunas personas, como el joven Bruce, saben crear de este problema un aliciente para superarse y llegar a lo más alto.  

Bruce Willis nació el 19 de marzo de 1955 en Idar-Oberstein, (Alemania) aunque se crió en New Jersey, y es el mayor de cuatro hermanos. Hijo de un militar estadounidense y de Marlene Willis una mujer de origen alemán, de la que utilizó el apellido, sufrió profundamente el divorcio de sus padres. Tanto es así que durante sus últimos años de juventud y durante sus años de instituto, tuvo múltiples problemas por su rebeldía.

A los 15 años le detuvieron por ir desnudo por la calle, poco después, pasó seis meses en libertad condicional por fumar marihuana. Por esta época sus problemas de tartamudez comenzaron a ser muy notorios. En palabras del propio Bruce «Casi no podía hablar. Me tomaba tres minutos completar una sola oración. Era algo abrumador para alguien que quería expresarse ante los demás y que quería ser escuchado pero que simplemente no podía. Era espantoso. No fue sino cuando asumí el rol de un personaje, en una obra de teatro, cuando perdí el balbuceo. Fue fenomenal» Debido a su trastorno, sufrió‘bullying’ y tuvo que soportar una retahíla de apodos muy desagradables, uno de ellos fue Buck-Buck.

Joven Bruce willis tartamudo

Fuente: rankingfamosos.com

En su época universitaria, se sometería a algunas terapias para mejorar sus habilidades comunicativas y, poco a poco, comenzaría a aceptarse, convirtiéndose en el Presidente del Consejo Estudiantil y en un miembro activo del club de drama.

En 1980 comenzó su carrera en el cine con los resultados que todos sabemos. No obstante, a día de hoy los nervios a veces le juegan malas pasadas y tartamudea, aunque “jamás” lo hace cuando actúa.