Creatividad: La estrategia de Walt Disney

mspsicologos Adultos, Padres, Pareja, Psicología positiva 5 comentarios , , , , , , , , , ,

 Creatividad

La creatividad es la capacidad que tenemos todas las personas para solucionar algo de una manera diferente. Cuando somos creativos e innovadores, dejamos fluir nuestras ideas y les damos una forma nueva, para resolver los imprevistos o dar respuestas a necesidades que van surgiendo en el ámbito personal o laboral.

Todos nacemos esta habilidad, y es uno de los factores que nos hacen ser más positivos con nosotros mismo, con los demás y con nuestro entorno. Los niños nacen llenos de creatividad. No dudan en reflexionar uniendo diferentes ideas para crear sus propias conclusiones. Conclusiones o resultados que nos hacen valorar lo cotidiano bajo un enfoque nuevo, creativo, diferente y lleno de vida.

Sin embargo, pronto encuentran barreras a esa creatividad en los comentarios que escuchan de sus padres o profesores como: “Inventar cosas es una pérdida de tiempo”, “tienes que hacerlo así”, “ya está todo inventado”

La estrategia creativa de Walt Disney

Walt Disney y su estrategia creativa

Walt Disney supo explotar el potencial de su creatividad para hacer realidad sus sueños y gracias a ellos levantó su empresa. Cuentan que una de las normas que puso a sus empleados era que debían llevar siempre ceras de colores en los bolsillos, con el objetivo de que expresaran continuamente su creatividad y lo sintieran con la misma intensidad que cuando eran niños y esa experiencia pretendía evocarla a través del color, la textura y el olor de las ceras.

En la actualidad, la empresa Disney sigue manteniendo vivas las claves de la creatividad mediante las tres fases de su estrategia creativa. En la empresa de Disney, cada fase se trabaja en despachos independientes para facilitar ese trabajo.

  1. Soñador: Es necesario desear que algo ocurra, pensar en lo imposible para generar nuevas ideas para solucionar los problemas o necesidades que surjan.  Se realiza en un despacho sin muebles, para fomentar que surjan nuevos estímulos e ideas entre los trabajadores.
  2. Realista: Evaluar las diferentes alternativas que nos permitirán desarrollar la idea a nivel práctico, valorando las posibilidades de poder desarrollarlo y lograr el objetivo previsto. Esta fase tiene lugar en un despacho con decoración acutal.
  3. Crítico: Cuestionar continuamente los detalles. Evaluar si se obtienen los resultados deseados, con el objetivo de solventar errores y dificultades y mejorar el producto en la medida de lo posible. Esta fase sólamente se realiza en un despacho decorado con un ambiente clásico que ayuda a ser más crítico a los trabajadores de la empresa Disney.

Un trabajo no puede ser creativo si falta una de las etapas anteriores. Todas esas fases son necesarias para que surja laideas-y-creatividad innovación, y  a la vez el resultado sea bueno, práctico y de calidad.

En la actualidad se organizan talleres de creatividad del Instituto Disney orientado a establecer estrategias de negocio e innovación que mejoren el éxito de las empresas y de los emprendedores.

Como decía Walt Disney: “Hagas lo que hagas, hazlo tan bien para que vuelvan y además traigan a sus amigos.”

 

Os dejamos con un interesante reportaje sobre la creatividad de Elsa Punset, del programa Redes.

Redes- La mirada de Elsa: La creatividad