Desmontando mitos románticos en las relaciones de pareja

mspsicologos Familia, Pareja, Psicología positiva Deja un comentario   , , , , , , , , , , ,

Mitos románticos de las relaciones de pareja

¿Cuántas veces hemos tenido desengaños amorosos? En muchas ocasiones estas dificultades se presentan por incompatibilidad de caracteres o por etapas críticas que la pareja atraviesa y que nos negamos a aceptar. En este post nos hemos propuestos ir desmontando los mitos románticos en las relaciones de pareja para que tengas claro qué cosas puedes esperar en una relación y cuáles no.

1. “El amor es eterno”.

Esta idea no es más que la expresión cultural reflejada por cuentos, novelas, películas, la música y la publicidad comercial. La realidad es que el amor evoluciona con el tiempo  Por un lado hay que saber aceptar estos cambios, y por otro tener el propósito y la decisión de mantener el amor con pequeños gestos cada día, porque las cosas que no se cuidan se mueren. El amor hay que cuidarlo y hay que saber tratar bien a la otra persona, para poder mantener una relación saludable en la que cada uno dé lo mejor de si. Y en otras ocasiones, por mucho que cuidemos y pongamos de nuestra parte las cosas no salen bien. Y hay que entender y aceptar que no es culpa de nadie y que las relaciones no se pueden forzar.

2. “La atracción y la pasión deben permanecer siempre igual”

Muchas personas piensan que si no existe el mismo nivel de pasión, y atracción física que al principio es porque algo va mal en la pareja. A nivel fisiológico el nivel de excitación es mucho más elevado durante los primeros meses y años de relación. A medida que la pareja evoluciona y madura, el nivel de pasión disminuye  y esto tiene que ver con las diferentes fases por las que atraviesa la relación.

3. “Si amo a mi pareja, debo anteponer su felicidad a la mía”

Esta idea tiene que ver con el sometimiento, es decir, con pensar que si quiero a mi pareja, debo estar al servicio de él o de ella siempre, aunque ello implique abandonar mis propias necesidades. Anteponer los derechos personales a favor de la estabilidad de la pareja conlleva un desequilibrio que puede provocar consecuencias negativas y a nivel personal y a la larga afectará a la relación.

4. “Una relación de pareja puede realizar todos nuestros sueños”

La relación de pareja es un pilar que para muchas personas tiene un peso importante para mantenerse felices. Sin embargo, no es el único. Otros componentes fundamentales para estar en equilibrio son la amistad, la familia, el trabajo y el espacio personal. Si volcamos todos nuestros esfuerzos en la relación y descuidamos el resto de los niveles y por algún motivo las cosas van mal, la persona tendrá muchas más dificultades para reconstruir su vida.

5. “Dos personas que se aman deben estar siempre juntas y compartirlo todo”

Por el mismo motivo que por la afirmación anterior, lo saludable es que las dos personas se encuentres satisfechas con su estilo de vida y que además, quieran compartir con su pareja momentos o actividades en común. De esta manera, las relaciones equilibradas son las que comparten de manera natural tiempo en pareja, pero además, cada uno tiene tiempo y espacio para sus intereses individuales.

6. “Los que aman de verdad adivinan lo que el otro piensa y siente”

Por  mucho que nos queramos, nadie es adivino para saber lo que la otra persona quiere o necesita. Por eso, si algo no te gusta, dilo, pero comunícalo de manera adecuada. Cuida las palabras que usas, el tono de voz y si es un tema delicado, elige un momento oportuno. Si tienes alguna necesidad, exprésala y dile cómo te gustaría actuar a partir de ahora. Es mucho más efectivo y te sentirás mejor.

7. “Un matrimonio infeliz es mejor que un hogar roto”

Muchas personas se aferran a la creencia de que hay conformarse con las decisiones que un día tomaron por muy infelices que sean. De esta forma, hay personas que aguantan todo tipo de condiciones por parte de la otra persona porque piensan que la otra persona puede cambiar o porque tienen muy arraigada la idea de que hay que resistir a toda costa y aguantar con lo que a uno le toca. Estas personas creen que una posible ruptura implicaría un fracaso personal y que es mejor estar mal acompañado/a que estar solo/a. Sin embargo, el mayor fracaso personal es la infelicidad.

Mitos de las relaciones de pareja8. “El amor implica sufrimiento”

El amor sano no duele y no implica sufrimiento. Es un amor en el que  nos sentimos apoyados, seguros y libres, y en el que a su vez, confiamos en la otra persona para ofrecer el mismo respeto y la misma libertad que recibimos. Sin ataduras y sin sufrimientos, sino manteniendo el compromiso de querer estar unidos para compartir lo mejor de cada uno. Si no te sientes libre, y no te sientes amado/a de esta manera tal vez no sea amor, sino una relación de dependencia emocional.

9. “Los celos son una demostración de amor”

Relacionado con el punto anterior, los celos son una manifestación de desconfianza hacia la pareja, que refleja las inseguridades de quien los sufre.  El amor saludable, ofrece confianza y libertad a la otra persona.

10. “Debes transformar a tu pareja en alguien mejor”

Una de los errores más frecuentes en las parejas es querer cambiar a la otra persona, o desear que con el tiempo cambie. Pregúntate lo siguiente ¿quieres y aceptas a tu pareja tal y como es ahora? Porque posiblemente, cosas que te disgustan ahora, seguirán estando presente pasados unos años, y también es probable que los temas de discusión que tenéis ahora no sean nuevos y ya se han repetido con anterioridad. Esto sucede, porque es imposible obligar a cambiar a otra persona, igual que es imposible que alguien me cambie a mi. Por mucho que nos disguste la situación, nos enfademos, o pretendamos amenazar o chantajear a la otra persona. Nadie tiene derecho de decirle a otra persona lo que tiene que hacer. Si tú te esfuerzas en hacerlo, es que no respetas a la otra persona, y si tu pareja te pone condiciones a ti, es que vuestra relación no es libre ni saludable.

El cambio sólo es posible cuando surge de una reflexión personal y existen deseos por mejorar algunos aspectos de la conducta o modular ligeramente algunas características de personalidad. Llegado este momento, la persona se pondrá en marcha y buscará el tipo de ayuda que necesita.

Si necesitas consultar tu caso con un psicólogo, puedes ponerte en contacto con nosotros y solicitar ayuda profesional. Ofrecemos tratamiento cognitivo-conductual y podemos atenderte mediante consulta presencial y también a través de Skype

 

 

Añadir un comentario