10 tips para reducir el estrés en el trabajo

mspsicologos Adultos, Psicología positiva Comentarios desactivados , , , , ,

reducir el estrés en el trabajo (archivadores)Al acostumbrarnos a la vida tan agitada que llevamos, somos muchos lo que ni siquiera nos percatamos del nivel de estrés laboral que llevamos, solemos quitarle importancia al creer que no hay mucho que hacer para reducir el estrés en el trabajo. Por ello es común encontrarnos con síntomas como ansiedad, inquietud, nerviosismo, temor o angustia.

Los principales estresores laborales son: la falta de control sobre nuestras tareas, ambiente laboral difícil, sobre carga de trabajo y alta responsabilidad por nivel de puesto.

Te mostramos a continuación unos trucos o recomendaciones para intentar mitigar el estrés en el ámbito laboral:

1. Activar el sistema nervioso parasimpático.

Este sistema es el encargado de relajar la mente y el cuerpo. Un modo sencillo de activarlo consiste en acariciar tus propios labios (también podrías besar a alguien, pero no parece muy apropiado en el trabajo). Esto sucede porque los labios tienen una gran cantidad de fibras parasimpáticas y al estimularlas mediante las caricias lograrás relajarte.

2. Haz pequeñas pausas para vaciar tu mente.

Basta con que las hagas tan solo durante un minuto, especialmente en los momentos en que el estrés es mayor, como cuando sientes que el trabajo te abruma, o tu mente parece bloquearse, o sientes un malestar especial, pero también en cualquier momento, en varias ocasiones a lo largo de tu jornada laboral. Tienes más información de la meditación en un minuto en este vídeo:


3. Abandona el café y cualquier cosa que lleve azúcar

Toma en su lugar frutos secos y zumos naturales o infusiones de plantas. Tal vez el café y el azúcar te animen al principio, pero luego te producirán el efecto contrario y te harán más mal que bien.

4. Sal unos minutos a la calle o asómate a la ventana.

El aire libre, sobre todo si hace buen tiempo, te ayudará a relajarte. Observa el cielo y respira hondo durante unos minutos.

 5. Disminuye la velocidad.

Si notas que tu nivel de estrés es alto, es posible que lo estés haciendo todo de una manera acelerada, lo cual te estresa todavía más. En cuanto te des cuenta de que te has acelerado, detente, haz algunas respiraciones y sigue con lo que estabas haciendo pero a un ritmo más lento, con más calma y con mindfulness. Sentirás como el estrés disminuye enseguida.

 6. Autoinstrucciones.

Cuando sientas que tu mente está bloqueada, que no piensas con claridad y que no sabes qué hacer, puedes recurrir a las autoinstrucciones, que son pequeñas instrucciones que una persona se da a sí misma para ir guiando su conducta paso a paso. La primera autoinstrucción debería ser “relájate y respira hondo”. Luego das instrucciones cortas y precisas sobre lo que vas a hacer, como “vuelve a leer este documento con más atención”, etc.

 7. Usa la música.

Ponte los auriculares con tu canción preferida y escúchala una o dos veces. Será un buen paréntesis y te ayudará a relajarte.

reducir el estrés en el trabajo (yoga)

8. Planea y repasa tus tareas del día.

Haz un análisis rápido de tus responsabilidades diarias, asegurándote de llevar todo lo necesario para poder cubrirlas, de esa manera no tendrás que regresar por alguna cosa que hayas olvidado, causando un mayores tensiones a lo largo del día.

Es importante que pongas prioridad a tus responsabilidades. Sabemos que tienes muchas cosas por hacer, sin embargo, si no organizas adecuadamente tu atención a las prioritarias, todas pueden salir mal.

9. Organiza tu lugar de trabajo.

Inconscientemente nuestro lugar y ambiente de trabajo influye de gran manera en nuestra estabilidad mental. Por ejemplo, tienes que entregar un proyecto en menos de 10 minutos, y aunque ya lo tenías listo con una semana de anticipación, no logras encontrarlo entre la pila de papeles que tienes sobre tu escritorio por el desórden que tienes entre tus archivos.

10. Desconéctate del trabajo.

Sabemos que desconectarse por completo del trabajo puede ser un gran reto, incluso estando de vacaciones, sin embargo, es uno de los principales puntos que pueden llevar al estrés a su punto máximo. Si has decidido pedir días de vacaciones, disfrútalos al máximo, deja tus tareas cubiertas con antelación (lo más posible) y olvídate en la medida de lo posible de esa tensión laboral, te aseguramos que al regresar te sentirás con mucha más claridad mental.

¿Necesitas más ayuda?, contacta con nosotros pulsando aquí: ¡estamos para eso!