Cleptomanía

La Cleptomanía es un trastorno del control de los impulsos en el que la persona roba de modo descontrolado.

La persona que tiene este problema reconoce que no sabe por qué roba, sólo sabe que no puede evitar hacerlo. Sucede de una forma automática y la persona no es consciente de sus actos hasta que ya lo ha hecho. Roban, porque sienten el impulso de hacerlo, no porque necesiten el objeto, de hecho en muchas ocasiones no utilizan el producto. Es decir, no analizan las posibles consecuencias de su conducta.  Tampoco existe un plan previo en el que decidan cómo y cuándo robar, sino que de modo inesperado sienten el impulso y sin más, lo hacen.

Según el DSM-IV-TR, se entiende que una persona sufre cleptomanía siempre que cumpla los siguientes criterios diagnósticos:

  1. Dificultad para controlar los impulsos de robar objetos que no son necesarios para el uso personal o por su valor económico.
  2. Sensación de tensión creciente justo antes de cometer el robo.
  3. Bienestar, gratificación o liberación en el momento de cometer el robo.
  4. El robo no se comete para expresar cólera o por venganza y no es en respuesta a una idea delirante o a una alucinación.
  5. El robo no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental.