Fobia

Fobia

 ¿Qué es una fobia?

Según el DSM-IV-TR, una fobia puede definirse por un temor acusado y persistente que es excesivo o irracional. Además, la persona reconoce que sus síntomas son desmesurados e ilógicos, puesto que no es coherente con la situación que lo provoca. No existe un riesgo real por el que sentir tal miedo, pero no pueden evitarlo.

Algunas situaciones específicas que con frecuencia pueden desencadenar la sintomatología de una fobia son: volar, las alturas, algunos animales, ver sangre o ponerse una inyección.

¿Cómo afecta a quien lo padece?

De forma inmediata a la exposición del estímulo fóbico, la persona manifiesta una reacción de ansiedad que puede llegar a desencadenar un ataque de pánico. En general, la persona evita la situación o el estímulo temido, pero en caso de exponerse a él, se hace a costa de un gran malestar o una intensa ansiedad.

Ante estas situaciones, la anticipación ansiosa del estímulo o el malestar que provoca interfieren de forma significativa con la vida diaria de la persona, en sus relaciones laborales, sociales o provoca un malestar clínicamente significativo.