Anorexia Nerviosa

Las principales características de una persona que sufre anorexia son sus pensamientos irracionales acerca del peso y la comida. Suelen tener problemas de autoestima y tener características de personalidad obsesiva y perfeccionista.

A pesar de que mantienen un peso inferior a lo que se considera saludable según su estatura,  no se sienten lo suficientemente delgados, ni se sienten satisfechos con su figura. Por ello prefieren seguir perdiendo peso antes que mantenerlo o ganar algún kilo.

Las consecuencias son muy graves a nivel fisiológico. La falta de nutrientes puede producir daños en el organismo llegando incluso a la desnutrición o la muerte. Existe también un deterioro en las relaciones familiares y sociales.

Algunos factores de riesgo para sufrir anorexia pueden ser: haber padecido obesidad en la infancia, perder mucho peso en muy poco tiempo, inicio de dietas restrictivas o aumento de peso en poco tiempo.

La anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria.

Según el DSM-IV-TR se deben cumplir los siguientes síntomas para poder diagnosticarlo:

  1. Rechazo a mantener el peso corporal igual o por encima del valor mínimo normal considerando la edad y la talla.
  2. Miedo intenso a ganar peso o a convertirse en obeso, incluso estado por debajo del peso normal.
  3. Alteración de la percepción del peso o la silueta corporales, exageración de su importancia en la autoevaluación o negación del peligro que comporta el bajo peso corporal.
  4. En las mujeres, presencia de amenorrea, (por ejemplo: ausencia de tres ciclos menstruales)

 

Tipo restrictivo: durante el episodio de anorexia nerviosa, el individuo no recurre regularmente a atracones o a purgas.

Tipo compulsivo/purgativo: Durante el episodio de anorexia nerviosa, el individuo recurre regularmente a atracones o purgas.