Trastornos de la personalidad

La persona que tiene un trastorno  de personalidad se caracteriza porque sufre y hace sufrir constantemente a las personas de su entorno. Suelen tener unas características de personalidad muy particulares y pueden ser personas difíciles de tratar.
Es decir, ya sea por su forma de ver las cosas, su manera de expresar sus sentimientos, por la dificultad para controlar los impulsos o su forma de relacionarse con otras personas suele provocar conflictos o suele verse envuelto en ellos.

Su comportamiento suele ser constante e inflexible a lo largo del tiempo y supone un gran malestar a nivel personal y deterioro en las relaciones sociales o laborales.

Principales trastornos de la personalidad

 

La mayoría de las personas presentamos rasgos de personalidad de un tipo u otro, sin llegar a presentar un trastorno de la personalidad. Es decir, hay personas obsesivas, dependientes… que pueden cumplir muchas de las características que se describen.