Trastorno por déficit de atención con hiperactividad

TDAH

Según el DSM-IV-TR podríamos detectar un caso de TDAH si:

  • Durante 6 meses se dan síntomas de desatención o de hiperactividad con una intensidad que es incoherente con el nivel de desarrollo:

 Desatención

  • A menudo no presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades.
  • A menudo tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en actividades lúdicas.
  • A menudo parece no escuchar cuando se le habla directa­mente.
  • A menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos, u obligaciones en el centro de traba­jo (no se debe a comportamiento negativista o a incapa­cidad para comprender instrucciones).
  • A menudo tiene dificultades para organizar tareas y acti­vidades.
  • A menudo evita, o le cuesta dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sos­tenido (como trabajos escolares o domésticos)
  • A menudo extravía objetos necesarios para tareas o acti­vidades (p. ej., juguetes, ejercicios escolares, lápices, libros o herramientas)
  • A menudo se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes
  • A menudo es descuidado en las actividades diarias

 

Hiperactividad

  • A menudo mueve en exceso manos o pies, o se remueve en su asiento
  • A menudo abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado
  • A menudo corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo (en adolescentes o adultos puede limitarse a sentimientos subjetivos de inquietud)
  • A menudo tiene dificultades para jugar o dedicarse tran­quilamente a actividades de ocio
  • A menudo «está en marcha» o suele actuar como si tuvie­ra un motor
  • A menudo habla en exceso

 

Impulsividad

  • A menudo precipita respuestas antes de haber sido com­pletadas las preguntas
  • A menudo tiene dificultades para guardar turno
  • A menudo interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros (p. ej., se entromete en conversaciones o juegos)

Algunos síntomas de hiperactividad- impulsividad o desatención que causaban alteraciones estaban presentes antes de los 7 años de edad.
Algunas alteraciones provocadas por los síntomas se presentan en dos o más ambientes (p. ej., en la escuela y en casa).
Deben existir pruebas claras de un deterioro clínicamente significa­tivo de la actividad social, académica o laboral.
Los síntomas no se explican mejor por otro trastorno.

Se pueden dar los siguientes tipos:

  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo combinado
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio del déficit de atención
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio hiperactivo-impulsivo