Trastornos del deseo sexual

Deseo sexual hipoactivo

Según el libro diagnóstico DSM-IV-TR, una persona padece deseo sexual hipoactivo si se cumplen los siguientes síntomas

  • Disminución (o ausencia) de fantasías y deseos de actividad sexual de forma persistente o recurrente. El juicio de deficiencia o ausen­cia debe ser efectuado por el clínico, teniendo en cuenta factores que, como la edad, el sexo y el contexto de la vida del individuo, afectan a la actividad sexual.
  • El trastorno provoca malestar acusado o dificultades de relación e interpersonal.
  • El trastorno sexual no se explica mejor por la presencia de otra enfermedad médica o al consumo de sustancias.

 

Trastorno por aversión al sexo

Según el libro diagnóstico DSM-IV-TR, una persona padece un trastorno por aversión al sexo si se cumplen los siguientes síntomas:

  • Aversión extrema persistente o recidivante hacia, y con evitación de, todos (o prácticamente todos) los contactos sexuales genitales con una pareja sexual.
  • La alteración provoca malestar acusado o dificultades en las rela­ciones interpersonales.
  • El trastorno sexual no se explica mejor por la presencia de otro probrema.