Trastornos orgásmicos

Trastorno orgásmico femenino

Según el libro diagnóstico DSM-IV-TR, una mujer padece un trastorno orgásmico si se cumplen los siguientes síntomas

  • Ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase de excitación sexual normal. Las mujeres muestran una amplia variabilidad en el tipo o intensidad de la estimulación que desenca­dena el orgasmo. El diagnóstico de trastorno orgásmico femenino debe efectuarse cuando la opinión médica considera que la capacidad orgásmica de una mujer es inferior a la que correspondería por edad, experiencia sexual y estimulación sexual recibida.
  • La alteración provoca malestar acusado o dificultad en las relacio­nes interpersonales.
  • El trastorno orgásmico no se explica mejor por una enfermedad médica o el consumo de sustancias.

 

Trastorno orgásmico masculino

Según el libro diagnóstico DSM-IV-TR, un hombre padece un trastorno orgásmico si se cumplen los siguientes síntomas:

  • Ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo, tras una fase de excitación sexual normal, en el transcurso de una relación  adecuada en cuanto a tipo de estimulación, intensidad y duración.
  • El trastorno provoca malestar acusado o dificultades en las relacio­nes interpersonales.
  • El trastorno orgásmico no se explica mejor por una enfermedad médica o el consumo de sustancias.