Entrenamiento en Relajación

paisajes azules

 

Con el uso de las técnicas de relajación logramos sentir un equilibrio entre nuestra mente, nuestras emociones, nuestra respiración y nuestro cuerpo. De esta forma, nos ayuda a controlar nuestras preocupaciones, a sentirnos mejor con nosotros mismos y a relacionarnos también de forma más positiva con las personas de nuestro entorno las principales técnicas de relajación estudiadas desde la psicología son:

 

Beneficios de las técnicas de relajación

Las técnicas de relajación están indicadas para mejorar problemas de ansiedad, estrés laboral o familiar, estados depresivos, tensión muscular, trastornos psicosomáticos, dolores de cabeza, trastornos del sueño y preocupaciones.

Las enfermedades psicosomáticas mejoran al reducirse los niveles de adrenalina,aumentar la oxigenación en la sangre, y disminuir la tasa cardíaca. Mejora el sistema inmunológico y con ello aumentan nuestras defensas para prevenir el estrés y las enfermedades.

A nivel cognitivo, nuestros pensamientos se ordenan y las preocupaciones se alejan. Al practicar las técnicas de relajación con regularidad, nuestros pensamientos se vuelven más más positivos, por lo que mejora también la automotivación y el autoconcepto de la persona. Además, practicando técnicas de relajación afrontaremos mejor las dificultades del día a día y conseguiremos reducir nuestros niveles basales de ansiedad y de estrés.

Los beneficios de estas técnicas se consiguen en poco tiempo, siempre y cuando el paciente mantenga una práctica diaria y continuada de las mismas.

Es importante señalar que a pesar de que en cada una de estas técnicas de relajación se trabaja de forma directa bien el nivel cognitivo, o bien el nivel físico, el objetivo y el efecto de la relajación es el mismo en todas las técnicas. Es decir, con todas estas técnicas, aplicadas de manera conjunta o independiente, logramos un estado global de relajación física, mental y emocional.